Author: Blanca
•7:56





Esta es la opinión de un miembro de la ejecutiva del PNV, que las viudas de los asesinados por ETA mejor que no hablen, así, con un par, que se dediquen solo a llorar a sus asesinados, en la intimidad de su casa. Que no digan nada para que ellos puedan vivir en paz, para que no aflore en sus conciencias ni un asomo de culpa por tantos años de ambigüedad calculada, de discurso doble. Para que no moleste ver personas doloridas, echándoles a sus cínicas caras una dignidad de la que muchos de ellos carecen, sobre todo el "dirigente del PNV" que se ha atrevido a decir lo que otros piensan.


Hasta que una parte de la población vasca no tenga la vergüenza de callarse esa asquerosa propuesta, de ni siquiera pensarla, la de dejar tapadas en sus domicilios las doloridas muestras de una dignidad de la que ellos carecen, nada cambiará en el País Vasco. Toda foto echa con la leyenda de una unidad que, despues de leer lo que han dicho, resulta increíble, será mirada con otros ojos por una ciudadanía que sí presume de tener simplemente corazón... el que a ellos les falta.
|
This entry was posted on 7:56 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

On 22 de junio de 2009, 12:58 , Los pasos que no doy dijo...

que es que estaba muy sedada, mujer,... hijos de la gran bretaña¡

El PNV no digiere... ¿por qué será que la derecha tiene tan mal perder?, ¿por qué será que son tan soberbios?

Qué asco algunas veces, mi niña...

 
On 22 de junio de 2009, 19:43 , Edwin dijo...

Algunos quieren seguir viendo una especie de lucha heroica, y sus asesinatos son la "lucha contra la opresión".

Por eso queda fatal que llegue la viuda y les diga que no, que no han matado "ideas represoras", que han matado a un hombre, a un padre, a un marido.

 
On 23 de junio de 2009, 7:48 , Blanca dijo...

Es más sencillo seguir adormeciendo conciencias, continuar con historias ficticias, cuando no ves la cara del drama.

Hablar de "una víctima" sin mirarle a la cara, sin escuchar sus pensamientos, sin comprobar en toda su crudeza esos asesinatos indiscriminados, inútiles y crueles, ayuda a la digestión de tanto bebedizo de sangre. Ahora, si ves a las personas a las que has destrozado la vida, si les escuchas hablar tan clarito con toda su dignidad, no solo incólume, sino acrecentada, ahí es donde se empieza a desmontar el estalache infame.

Porque los asesinados son personas, igual que ellos, aunque no lo parecería por la falta total y absoluta de alma con que proceden desde hace décadas.

Y éso es lo que no quieren los que sustentan, han sustentado y sustentarán esta farsa sangrienta que no les ha llevado a ninguna parte, solo a convertir en un infierno las vidas de miles de personas y, sobre todo, las suyas propias.

 
On 23 de junio de 2009, 17:36 , Jorgealberr dijo...

En esta ocasión deacuerdo contigo.

jorge