Author: Blanca
•13:21
Como el día de la banderita estaba sin internet... por la "penúltima" faena de Telefónica... no pude poner mi contribución a la fiesta. Pero como todos los santos tienen octava, éstos son mis colores... los otros colores, los llevo en el corazón, que es donde los tiene que tener un patriota, sin hacer ostentación, ni maldita la falta que le hace.

Yo entiendo que haya personas que necesiten reafirmarse. No es mi caso. Yo estoy muy rafirmada en el amor que le tengo a este país de los cojones, que muchas veces no se merece el amor que los ciudadanos le tenemos... porque exige bastante más de lo que muchas veces nos ha dado.

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces...
|
This entry was posted on 13:21 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

16 comentarios:

On 15 de octubre de 2007, 16:39 , Naveganterojo dijo...

Asi que somos "enemigos" deportivos?,"pos vaya",yo del madrid y tu del atleti.
Los colores que yo llevo en mi corazon son los de la mayoria de ciudadanos de este pais,el color de el pelo de mi esposa,el color de los ojos de mis hijos,el color de la sonrisa de mi madre,el color de el recuerdo de mi padre.
Esos son los colores de mi bandera,y por los que SI daria la vida,el resto...son colores artificiales.
Saludos

 
On 15 de octubre de 2007, 17:59 , RGAlmazán dijo...

¡Aupa atleti!

No al abuso de las banderas.

SAlud y República

 
On 15 de octubre de 2007, 19:03 , Paco dijo...

Vaya vaya, pues voy a poner yo una bandera del mejor equipo del siglo XX y de lo que llevamos de XXI. HALA MADRID. Di que sí navegante.

 
On 15 de octubre de 2007, 20:06 , Blanca dijo...

Pues para que veáis que soy buena y "demócrata", os dejo, poned lo que queráis... pero reconoced conmigo que ese escudo redondito está ya más visto que el TBO...

 
On 15 de octubre de 2007, 20:28 , M.Angel dijo...

Blanca, estoy contigo en lo que dices, menos en una cosa, yo soy del real madrid.

Un saludo.

 
On 15 de octubre de 2007, 21:36 , Gracchus Babeuf dijo...

Cuanto queremos a nuestra patria, Blanca!

A la tierra donde yacen nuestros padres, y que labraron nuestros abuelos. Donde crecerán tus nietos, y, espero, los mios.

La patria de los pescadores que salvan a náufragos de pateras, y se quitan el pan de la boca por ellos.

La patria del bable y el vasco y el gallego. Que no entiendo lo que dices, pero nos podemos entender.

¿Es tan delirante? Una patria que no te obliga a hablar un idioma, ni a creer en un dios, ni a vivir como no quieres vivir...

Vaya semanita...

 
On 15 de octubre de 2007, 22:11 , rosamari dijo...

Bien Blanquita.

 
On 15 de octubre de 2007, 23:24 , Dardo dijo...

¡O sea que mi querida Blanca es colchonera!. ¡Esta sí que no te la perdono!. Ahora entiendo yo las "somantas" que nos da.

Cualquier día a propósito de colchones; terminamos con guerra de almohadas como en el colegio menor.

Un abrazo guapa. Y no te enfades conmigo. Que yo seré cuadriculado, pero no muerdo. Como tú que eres inofensiva pero te hicieron en una pirotécnia de Valencia.

 
On 16 de octubre de 2007, 7:30 , Leg dijo...

Entonces sabes lo que es sufrir... Tenemos una conexión por ello Blanca... yo soy del Oviedo ;-)

(Aunque desde hace un tiempo nadie sabe qué es eso del infierno mejor que nosotros. En algo teníamos que ganar...)

 
On 16 de octubre de 2007, 10:24 , Adivagar dijo...

No podía ser de otra forma, por tu caracter tenías que ser del atleti. Debe ser cuestión de genes. Yo soy cadista, que eso sí que es ser sufridor... aunque lo llevamos bien.

Con respecto a la bandera y su simbología, estoy de acuerdo contigo. Y por ese mismo motivo yo sí que la puse en mi blog el 12 de octubre. No me parece ostentación, simplemente quise lucirla, como los que las ponen en los balcones. Y me parece estupendo.

Yo no la puse en mi balcón porque vivo en un segundo y me daba miedo que me rompieran los cristales de mi casa de una pedrada. Ese es otro debate delicado y muy sintomático de la situación actual sobre los símbolos nacionales.

Un saludo, colchonera.

 
On 16 de octubre de 2007, 12:49 , Blanca dijo...

¿Sabes qué pasa, adivagar? que durante muchísimos años media España le ha dado en la cabeza a la otra media precisamente con el mástil de la bandera... igual que pretendían hacer con Bono, que por cierto, ministro más patriota y más cercano a las tesis de los que ahora enarboláis la bandera no ha tenido España en muchos años...

Y como el llevar la banderita en los tirantes, relojes, pulseras, marcos y cualquier tipo de parafernalia ha sido símbolo de lo que muchos hemos deplorado durante medio siglo... y ahora, además, desde las filas conservadorasnos quieren seguir dando con la bandera en el coco... "con la manida frase de que el que no hace alarde de esos símbolos es que es un mal español", pues éso jode, qué quieres que te diga.

Vuelvo a repetir que el amor por la patria se lleva en el corazón y no se necesita alardear, de ninguna manera, porque esa reafirmación que muchos necesitáis, al resto nos sobra... y no porque no queramos a nuestra patria, somos patriotas, no necesitamos ser patrioteros, que al final es a lo que se reducen los alardes, pura alharaca.

Y me parece muy bien que tu pongas la bandera si es lo que quieres y sientes... pero yo no soy menos que tu por no sacarla a paseo... ¿entiendes por donde van los tiros?

 
On 16 de octubre de 2007, 12:58 , Blanca dijo...

Pues sí, leg... yo tambien soy sufridora del Oviedo, a quien animé durante muchos años desde el Carlos Tartiere y desde el campo nuevo, que al final no sé como se llama ahora (¿Buenavista?)

Y el Oviedín me ha hecho sufrir mucho, igual que el Aleti... pero ésto es como todo. Uno quiere más a quien más lo necesita, como a un hijo discapacitado, al más feín... al menos dotado, qué se yo... porque los grandes triunfadores no necesitan aplauso ni apoyo... además éso es lo fácil y yo tengo un alma de Madre Teresa de Calcuta que no me la merezco... cagun les pites...

 
On 16 de octubre de 2007, 13:26 , Alter psicólogos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
On 16 de octubre de 2007, 13:27 , Leg dijo...

Ahora es el campo de la Ería.

De alguna forma yo admiré siempre más a quienes se ponen del lado del pobre, por decirlo de alguna manera.
Lo que estamos sufriendo desde hace unos años, de todas formas, no se lo deseo yo ni a los del Sporting, con eso te lo digo todo. Esto ya es pasarse. Pero bueno, es lo que hay. Y, por supuesto, hay que estar también a las duras... lo que sí que no entiendo es lo contrario.

 
On 16 de octubre de 2007, 13:31 , Adivagar dijo...

Claro que te entiendo, Blanca. Me parece estupendo que no necesites esa ostentación y que no la practiques. Es tu elección y la respeto, ¿porqué no iba a hacerlo? Pero los que la ponemos tampoco creo que seamos patriotas de pacotilla. ¿Me entiendes? Quiero mi tierra igual que tú, a mi gente, mi pueblo, sus costumbres, cultura.

El patriotismo me creo que tiene algo de falso, un trasfondo, pues seguramente sería igual de patriota si fuera coreano, keniata o italiano. Viene impuesto. Pero lo que representa ese patriotismo es el amor por tu gente y tu tierra, ese apego que tiene todo ser humano. Sin más connotaciones.

Y cada uno lo expresa como quiere. No todos regalan flores a su mujer el día de su aniversario, y eso no significa que se la quiera menos. Pero hacerlo tampoco es algo negativo, es una forma de expresar unos sentimientos. No sé, así lo veo yo. Por lo menos con nuestra bandera constitucional, otra cosa seria con otro tipo de enseñas, pero ese ya es otro tema.

Lo que cuentas de los años en los que "media España le ha dado en la cabeza a la otra media precisamente con el mástil de la bandera...", es algo que a mí particularmente, sinceramente, ya me pilla muy lejos, y creo que deberíamos pasar página a esos recelos, que ya las nuevas generaciones no entienden eso de las dos españas.

Un saludo.

 
On 16 de octubre de 2007, 19:49 , Leg dijo...

Yo estoy de acuerdo con este pensamiento de Adivagar... Ninguna expresión de lo que se siente es a priori mejor que otra. Ni a unos debería molestar que se ponga una bandera, ni a otros que no se ponga.
Supongo que en eso consiste el verdadero respeto y la verdadera tolerancia.