Author: Blanca
•7:47

En el día de ayer, la señora Botella, de profesiones "santa esposa" y "una que pasa por ahí", tuvo ocasión de decir unas palabras a una mujer inmigrante, pero no de esas inmigrantes que tanto repudian algunos: africanas, sudacas... no, no.. era ¡comunitaria! .


Vaya por dios, igual le confundió el acento y pensaba que era una rumana de esas que tanto deploran los neocons, lamentablemente para ellos también comunitarias... y la mandó a su casa a lavarse, así, como suena... la llamó lisa y llanamente guarra y la invitó a compararse a la prolijidad en la limpieza de que hacen gala los ¡ejpañoles! Se sumó al carro de los Cañetes y demás casposos que piensan que son los más limpios, sabios, mejores camareros...


Si esta mujer, la Botella digo, hiciera algún ejercicio matutino o vespertino de higiene fundamental, esto es, higiene mental, quizás podría meter en un armario de su mansión esa soberbia asquerosa, marca de la casa Aznar y se podría dedicar a pensar en los demás alguna vez, hacer ejercicios de empatía, de valorar la realidad que vive España, no la que ella quisiera. Debería limpiarse de prejuicios indecentes, mucha higiene moral, porque ella anda bastante escasa de esa pulcritud que no requiere gasto en euros, su abultada cuenta corriente no padecería mengua ni desdoro.


Si esta mujer inútil, digitalmente puesta en el cargo por su maridito, especialista en el insulto a la inteligencia y a la ciudadanía (todos recordamos su despacho de Bienestar Social en pleno barrio de Salamanca, hay que joderse) tuviera su media neurona capaz de conectar con los auténticos problemas de la gente y no se dedicara a insultar a sus conciudadanos y dar muestras cada día de su ineptitud para cualquier cargo que no sea el de dama dama, de alta cuna y baja cama... irían mejor las cosas en el Ayuntamiento de Madrid, al menos en las áreas de las que ha sido responsable (corrupción caso Guateque).


¿Por qué no se dedicará a preparar las futuras bodas de sus hijos y desaparecerá del mapa político este especimen?
|
This entry was posted on 7:47 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 29 de mayo de 2008, 19:13 , Palabras Inefables dijo...

No seas mal pensada, lo mismo es que no tenía agua en la botella y por eso la mandó a su casa.
Bromas aparte, con esta gente me entra una duda: ¿son así de bordes o es que quieren hacer alguna gracia y lo que resulta es eso? No hay nada más patético que el que no tiene gracia y quiere hacerse el gracioso.