Author: Blanca
•6:52
Que este colectivo que debería velar para que la Justicia remate con eficacia sus deberes se rebele colectivamente, en un acto de corporativismo repugnante, es más que indignante.

Que yo, que tengo un hijo autista, enfermos que son ángeles vivientes por su inocencia y bondad, tenga que ver una mano entogada, llena de puntillas de magistrado, enarbolanado un papel en el que insulta a quienquiera que sea llamándole autista, es más que repugnante y da idea de quien son los individuos que tienen en esas mismas manos la balanza de nuestras vidas y haciendas. Dentro de su incapacidad y falta de empatía con la sociedad a la que deben servir, se permiten utilizar la palabra que designa una enfermedad como insulto. Esto es más que asqueroso

¡ES INADMISIBLE!

Y si ya nos llena de vergüenza ver a la secretaria de juzgado que no cumplió con su trabajo, reirse en una manifestación, echándonos a la cara a todos, familia de la niña asesinada y resto de españoles que somos casi incapaces de soportar semejante escarnio, en vez de quedarse en su casa llorando su mala práxis, rodeada de un colectivo que se está revelando como innoble, la situación se torna casi insufrible.

Ni los Secretarios de Juzgado, ni sus jefes togados, son dignos de respeto. Y yo me avergüenzo una vez más de ser española y tener que soportar a esa clase que decide sobre todos nosotros.
|
This entry was posted on 6:52 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

9 comentarios:

On 23 de octubre de 2008, 8:42 , rosamari dijo...

Bien, muy bien.

 
On 23 de octubre de 2008, 10:33 , Maripuchi dijo...

Es más, yo escribiría una carta al periódico y a alguna asociación, para que les den caña, por hijosdeputa.

 
On 24 de octubre de 2008, 13:58 , Los pasos que no doy dijo...

Sí, señora¡, es indignante la huelga que se montaron estos tipos y de la que no se notó nada, más que sus proclamas de vagos y perezosos. En realidad, la justicia es tan lenta y perezosa, tan llena de señoronas, que el día que hacen huelga ni dios se hubiera enterado si no hubiera sido por los periódicos.

Que no tienen medios dicen..., como si los demás trabajadores sí que los tuvieramos. A lo mejor si cumplieran el horario y fueran por la tardes a sacar expedientes, habría menos "santiagos pederastas" por la calle...

 
On 25 de octubre de 2008, 9:30 , Freia dijo...

Yo apoyo totalmente la idea de Maripuchi. Un abrazo

 
On 25 de octubre de 2008, 10:54 , Naveganterojo dijo...

La gentuza en este pais crecen como las setas en otoño,se cren con el poder suficiente para pasrse la justicia que ellos mismos representan por el forro de los co...,y encima reirse de la libertad,la democracia y los ciudadanos.
Valientes sinverguenzas.
Un beso

 
On 26 de octubre de 2008, 21:23 , Adivagar dijo...

Me encanta tu nuevo look, Blanca. Muy bueno el cambio, sí señor.

Un abrazo.

 
On 27 de octubre de 2008, 13:48 , J. G Centeno dijo...

Efectivamente, un comentario de esa índole retrata de por sí al que lo hace. Cantaba La Bullonera:
"En la punta del dedo
llevan los jueces
un letrero que dice
te lo mereces"
Y por favor, no compares a tu hijo, que estoy seguro de que, efectivamente, es un ángel, con esa caterva de pagados de sí mismos que tienen la osadía de juzgar a los demás.

 
On 29 de octubre de 2008, 21:34 , Dardo dijo...

La verdad que es totalmente desafortunado haber utilizado (aunque sea como metáfora) una patología como insulto.

Por lo demás, es lo cierto que se debe invertir más en justicia. Si vas a la Agencia Tributaria, a través de su sistema informático te sacan tu situación fiscal en cualquier parte de España. ¿Tan difícil es que esté comunicada la información entre los distintos juzgados españoles (pese a que las oficinas judiciales hayan sido transferidas a las distintas autonomías)?.

Recibe un cordial saludo.

 
On 31 de octubre de 2008, 21:26 , Paco dijo...

Totalmente de acuerdo, hasta en lo del cambio de look. Una peguilla: no veo la fecha en la que publicas.

Un abrazo.