Author: Blanca
•6:45

Deberíamos estar ya acostumbrados a las guerras que se libran dentro de la cúpula de la Justicia española, pero es un tema difícil de tragar para el común de los ciudadanos.


Que llevan todo el período democrático librando una absurda lucha de poder, hasta un niño lo percibe. Pero que en esa lucha destrocen los mismos pilares en los que se asienta su labor, es decir, la misma Justicia que deben a todos los españoles, es totalmente inadmisible.




Sencillamente vergonzoso.
|
This entry was posted on 6:45 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 comentarios:

On 8 de noviembre de 2008, 20:55 , Antonio Parra dijo...

Yo aún no entiendo que carajos le pasa a la fiscalía para que no autorice la exhumación de cadaveres fruto del genocidio franquista. ¿Qué hay detrás de todo esto?. ¿Hay algún acuerdo no escrito entre algunos `poderes del estado?- En cualquier caso es una falta de respeto a los ciudadanos, a todos los ciudadanos. La Justicia es de todo menos Justa.
Un Beso

 
On 9 de noviembre de 2008, 0:45 , Los pasos que no doy dijo...

Es uno de los precios de la transición. Mejor dicho, una de las tragaderas.

Si se ponen a abrir fosas quedará expuesto ante el mundo lo que fue realmente el franquismo. Un genocidio, como cualquier otro en Chile, Argentina, Guatemala, Irak..., ¿tú crees que al rey, o a la jerarquía eclesiástica (fue en las tapias de los cementerios donde más fusilamientos se realizaron), o a la derecha postfranquista (mira como saltan cada vez que se habla de memoria) les interesa que 140.000 cadáveres salgan de las cunetas? ¿Un rey puesto por el propio genocida no sería cuestionado por las nuevas generaciones?, ¿y la judicatura? esa sí que está atada y bien atada¡

Por supuesto que hay un pacto y se llama la Santísima Transición, en la que el milagro convirtió a los franquistas torturadores en demócratas de toda la vida. Algunos, a derecha y a "izquierda", pretenden que ese milagro dure por toda la eternidad, pero yo creo que se engañan: el proceso al franquismo puede que tarde pero es imparable.

Un besito, blanca

 
On 9 de noviembre de 2008, 10:33 , Naveganterojo dijo...

Querida amiga, somos muchos los que estamos luchando dia a dia para que nuestros muertos salgan a la luz, para que sus huesos hablen, para que nuestra juventud aprenda de ellos, no de los libros que tapan las verguenzas.
Por mucho que cuatro malditos juristas intenten esconder la verdad esta saldra a la luz.
Un fuerte abrazo

 
On 11 de noviembre de 2008, 21:49 , Palabras Inefables dijo...

Viendo que el post iba de "Justicia" pensé: tengo bien claro que la justicia no existe.
Viendo que iba de muertos, pensé: ¿por qué no los dejamos en paz a unos y otros y dedicamos el dinero y el esfuerzo a los vivos... por ejemplo a todas esas familias que cada día engrosan las listas del paro?

 
On 12 de noviembre de 2008, 15:51 , Blanca dijo...

Inefable, es muy fácil decir que dejemos a los muertos descansar en paz... cuando han muerto de una manera violenta y están enterrados, como perros, en cualquier cuneta... y no tenemos a nadie en esa cuneta...

¿Eso es descansar en paz?

Ni ellos descansan en paz, ni sus familias descansan en paz, ni nadie con sentido de la dignidad de las personas puede consentir que existan fosas comunes de asesinados sin identificar desde hace más de 60 años, en un país que se dice democrático, pero en el que una parte importante de su población prefiere borrar de la memoria colectiva semejante escarnio.

Un país que se olvida de su Historia, está condenado a repetirla. Y somos muchos los que no queremos olvidar. Se lo debemos a los pobres muertos cuyos huesos sepultados de cualquier manera, sin una lápida, sin un lugar digno al que las familias puedan ir a llevar flores, o a rezar, o a lo que quieran.

Suena un poco demagógico querer dar el dinero a los parados. Los parados que tengan su dinero y la memoria colectiva de una parte importantísima de la población española, que tenga el que le corresponde. Porque si no, jamás se cerrarán las heridas.

Hay otros países, Alemania, por ejemplo, que aún sigue honrando a los millones de seres humanos que fueron asesinados en su suelo, y nadie se cuestiona que se recuerde una ignominia. Porque una ignominia nunca, NUNCA, se debe olvidar. Y la única reparación que los cientos de miles de familias quieren, es identificar a sus antepasados y enterrarlos dignamente.