Author: Blanca
•8:37
Día de homenaje al mejor compañero. Al amigo que te abrió la puerta a las primeras ilusiones, a los primeros viajes... Salgari, Julio Verne...

Al compañero de tu adolescencia transparente y utópica, llena de primeros amores y desamores... Neruda y sus fantásticos "Versos del capitán" lloraron conmigo y llenaron mi corazón con lo mejor del amor puro y los temblores del amor carnal al que apenas empezábamos a desear.

Al mejor amante de tus días y tus noches, siempre fiel, nunca te falla. No hay mejor olor que el de un libro recién estrenado, no hay mejor tacto que el de una hoja de papel impreso entre tus dedos.

Siempre un libro en tus manos, ayudándote a crecer hasta el final de tus días.

This entry was posted on 8:37 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 comentarios:

On 23 de abril de 2007, 16:46 , Alba y Alvaro dijo...

Lo lejos que nos llevan y lo cerca que están, ¿verdad?

Besos desde el agua

 
On 23 de abril de 2007, 18:21 , Gracchus Babeuf dijo...

El tambor de hojalata.

Y cualquiera de Italo Calvino en las ediciones de Siruela.

 
On 24 de abril de 2007, 9:59 , Arbillas dijo...

De pequeña era mi escritor favorito, no se porque razón, preferia sus libros a libros que eran para "niñas", quizas por que Julio Verne nos hacia soñar con lo que existe mas alla de lo que parece posible.

Yo dedico poco tiempo por desgracia a los libros, quizas esté influido por que me paso el dia leyendo otros temas, se que no es escusa, pero hay dias que no quiero ni acercarme a un periodico, tanta pantalla esta acabando con mi vista.

Eso sí, en el verano, en mis vacaciones , y algun sabado esporadico, no leo libros, los devoro.

Envidio a todo aquel que tiene un libro en su mesilla.

Algun dia lo conseguiré.

un abrazo Blanca.

Fdo: Blanca, (Arbillas)

 
On 24 de abril de 2007, 12:59 , RGAlmazán dijo...

Bonito recordar los sentidos ante un libro. Pero además del olor y el tacto que materialmente tienen, recordemos cómo nos despierta los sentidos ante situaciones, paisajes o comentarios que encierra
Por mucho que se diga, no es posible sustituirlo. Ayer me puse el DVD de Farenheit 451 y gozé y sufrí como un niño. El final es tan único que no se puede explicar.
¡Vivan los libros!

Salud y República

 
On 25 de abril de 2007, 7:10 , Maripuchi dijo...

Pos a mi de peque me gustaban Michael Ende y Enyd Blython ... Y leía y releía a Los Cinco bajo la manta iluminada con la linterna....