Author: Blanca
•9:47

¿Cuanto tardará alguna de nuestras televisiones en copiar semejante barbaridad?




Si en un país que se dice demócrata, perteneciente al orgulloso primer mundo, permite, en aras a la manoseada y mal entendida libertad de expresión, la explotación, sobreexposición y trato malo a los niños... (y mucho me temo que van a imitarlos)... ¿con qué argumentos vamos a criticar al resto del mundo, que ni legislación al respecto tienen?

... que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé...

|
This entry was posted on 9:47 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

14 comentarios:

On 21 de septiembre de 2007, 11:15 , Jc dijo...

Ya lo han hecho, Blanca, ¿o no has visto esos programas en los que los niños salen a cantar, bailar, etc.? Y lo peor del asunto es tener que oír después a todos los responsables de menores (fiscales, jueces, servicios sociales, etc.) que sólo actúan en interés de los niños.

¡Y un huevo! Si así fuera, no permitirían tales programas y le retirarían la custodia a los padres por no respetar el derecho a la intimidad y la propia imagen de los hijos.

 
On 21 de septiembre de 2007, 12:42 , fogarsconnection dijo...

Era el paso siguiente, el lógico, en la degradación moral de las televisiones.

Supongo que no tardaremos en ver asesinatos y violaciones en directo, mientras puedes votar por sms quién será la próxima víctima.

Por cierto, ¿sabías que a los padres de esos niños del programa la productora les ha hecho firmar un contrato en el que la eximen de responsabilidades en el caso de que los crios se lesionen, mueran, o se contagien de sida??

¿Qué clase de padre firma algo así?

 
On 21 de septiembre de 2007, 12:54 , Anónimo dijo...

No creo que el país se diga "demócrata". Democrático tal vez.

Y no entiendo que quiere decir cuando señala "¿con qué argumentos vamos a criticar al resto del mundo, que ni legislación al respecto tienen?". Pues con los mismos que criticamos a los que sí que la tienen. A ver si no se puede criticar el esclavismo infantil en Asia porque unos iluminados hagan un reality con niños en los EEUU.

La Fiscalía de EEUU tendría que comenzar a retirar la patria potestad a unos cuantos padres y madres ....

 
On 21 de septiembre de 2007, 16:18 , rosamari dijo...

En esta cosa que llaman mundo, ya está todo en venta. No hay límites para nada, carecen de pudor.

 
On 21 de septiembre de 2007, 18:16 , Los pasos que no doy dijo...

Qué horror¡, qué asco¡, me siento como tú cuando colgaste esa foto...

Discépolo, gran sabio

 
On 21 de septiembre de 2007, 20:07 , Raúl Pleguezuelo dijo...

Lo peor de todo es que el mundo es una porquería porque hay una mayoría a la que les gustan las porquerías. La audiencia es pasta y la pasta manda.
¿que podemos hacer?

 
On 21 de septiembre de 2007, 20:17 , Blanca dijo...

Pues podemos hacer poco, porque en este mundo todo lo mueve el dinero y es lamentabilísimo que la sociedad se haya embarcado en ese viaje y la ausencia cada vez más evidente de ética, a todos los niveles, da como resultado la porquería generalizada.

¿Qué podemos hacer nosotros, los que estamos en profundo desacuerdo con este estado de cosas? Sencillo, denunciarlo, denunciarlo hasta la saciedad, en todos nuestros ámbitos, que sea nuestra religión, ensalzar la vuelta de los valores perdidos, dar ejemplo en nuestras vidas y luchar por ello.

Somos muchos los que creemos que las cosas deberían ser de otra manera y no este modelo materialista y neoliberal que está carcomiendo la sociedad, raúl, así que hay que seguir dando caña, a ver si alguno que lee cosas como las que ponemos, que no son políticas en sentido estricto, aunque animal político nos diría que todo es política... se apunta al carro de la renovación moral, a revertir esta situación a la que nos condujo un mandato de 8 años que cambió la manera de ver las cosas a buena parte de nuestra sociedad...

Procuremos que no vuelvan, porque sería el desastre moral para España.

 
On 22 de septiembre de 2007, 9:17 , Paco dijo...

Seamos positivos. Va ser imposible que los niños que vayan a concursar tengan el mismo grado de embrutecimiento, ordinariez, catetismo, mal gusto, zafiedad y falta de inteligencia que los adultos que concursan en Gran Hermano. Para llegar a esas cotas se necesitan muchos años de vida. Los niños aún no habrán tenido tiempo de volverse tan imbéciles.

P:D:: Pero, ¿y sus padres?

 
On 22 de septiembre de 2007, 14:08 , Wicek dijo...

Lo que faltaba, un gran hermano para chavales... en España vamos por la temporada ¿9?, además de un montón de secuelas de formatos similares al Gran Hermano.

La gente está muy vacia.

 
On 23 de septiembre de 2007, 20:04 , Maripuchi dijo...

Hay muchísima más gente de la que nos creemos que no sabe quién es María Teresa Fernández de la Vega ... que no sabe dónde está Mérida ...
Cada vez nos parecemos más a los yankis, pero en lo peor de lo peor...

 
On 24 de septiembre de 2007, 13:05 , El Hermano Montgolfier dijo...

No hay que irse muy lejos para ver esto, acuerdense de Maria Isabel y su "Antes muerta..."

 
On 25 de septiembre de 2007, 14:54 , Súmmum dijo...

Hace mucho que la mayoría de las TV a nivel mundial conducen sin frenos.

 
On 25 de septiembre de 2007, 19:10 , Miri dijo...

Cada día es más lo que tiene que ver con nosotros el tango "cambalache" no? Parece escrito hoy.
Un beso muy grande.

 
On 25 de septiembre de 2007, 22:58 , Dardo dijo...

¿¡Y los padres, Blanca!?. Se suponen que los menores están bajo la tutela de la patria potestas de sus progenitores.

Has apuntado algo que cada día me preocupa más. Estamos copiando todo (lo bueno y lo malo) que viene de la "cultura" anglosajona dominante de una manera acrítica.

Para conducir un coche nos piden un carnet. Es una boutade; pero ¿haría falta una capacitación para ser padres?. Algunos ciertamente parecen que no están capacitados.

Tu entrada anterior iba de un rumano (ya muerto por cierto) que se prendió fuego desesperado. A mí me conmovió además otra noticia un poco desapercibida. Una inmigrante rumana tras parir a un niño lo echó al cubo de la basura. Descubrió este espanto uno de los inquilinos de la casa.

Basura. Hay mucha basura. Es incesante. Todos los días debemos limpiar; este es nuestro reto. Pero qué te voy yo a decir a ti, que estás empeñada (gracias a Dios; aunque no creas en él) en la Utopía.