Author: Blanca
•18:45

Es muy llamativo, al hilo de la desgraciada historia de la bebé Mc Cann, comprobar una vez más el desprecio que el "norte" demuestra por el "sur".


El giro que ha dado el caso, en el que los padres de la nena han resultado sospechosos de maltrato a sus hijos, ha desatado lo que en ocasiones aparece oculto y es el complejo de superioridad anglosajón sobre todos los que están 10 cm. por debajo de sus territorios.


Viendo el derroche mediático, popular, paragubernamental alrededor de esta pareja, que no tiene el menor reparo en contratar al abogado que "liberó" a Pinochet de la extradición a España (esos latinos incultos), en contratar al portavoz del gobierno para lavar su reputación, que todos olviden que habían dejado solos a sus tres hijitos para ir a beber 14 botellas de vino con sus amigos, para que dejen de hablar de su práctica de sedar a los niños para poder estar tranquilos por las noches... y para que desprestigien a esos pobres portugueses, que no saben llevar las investigaciones del caso... y que están "sin civilizar"... esos desvergonzados "sureños", tan morenos y atrasados, que han tenido el atrevimiento, la osadía de sospechar de esa pobre madre y ese pobre (y gélido) padre...


Este terrible caso tiene todos los ingredientes de la peor película de serie B, con los rubios y por encima de toda sospecha, médicos bien relacionados y sorprendidos por esos gañanes lusos... que no tienen inconveniente en salir huyendo del lugar "del crimen", dicen que para lavar su imagen, imagen que ellos mismos se han encargado de exhibir obscenamente , con todo tipo de parafernalia y con la mano puesta para que les siga llegando dinero...


Su imagen ya no la lava ni todo el agua del planeta... Deberían saber que en el sur el agua la hemos usado muy bien desde la época de los árabes, algo que deberían aprender esos WASP (en este caso WASC) y que su soberbia les impide ejercer el respeto que merecen todos los pueblos que han tenido que darles muchas lecciones a lo largo de su historia. Pero es que no aprenden...
|
This entry was posted on 18:45 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 comentarios:

On 19 de septiembre de 2007, 6:04 , Maripuchi dijo...

¿No nos creemos los españolitos superiores a cualquier africano, asiático o sudamericano?
Pues los ingleses igual con todo lo que no sea rubio.
Ahora lo que sí me choca es que, igual que en EEUU, a los negros les idolatren en el deporte ... para eso es para lo que los quieren...

 
On 19 de septiembre de 2007, 7:37 , Blanca dijo...

Desprecian todo lo que viene del sur, que es cualquier cosa que esté justo en la parte meridional de sus fronteras. En ese desprecio va implícito tambien el uso y disfrute de todo lo que sus colonias han producido, mientras miraban por encima del hombro a los lugareños, los tenían de sirvientes, los vendían como esclavos o simplemente los utilizaban para enriquecerse aún más, eso sí, sin mezclarse...

Me gustaría que esta experiencia tan desastrosa les sirviera a los portugueses para darse cuenta de que Inglaterra no les considera iguales, como ellos creen, sino simpáticos productores de vino de Oporto, melancólicos cantantes de fados que acompañan sus vacaciones en urbanizaciones en las que no existe la "mezcla de razas" y tontos útiles históricos en sus rivalidades con quienes eran sus enemigos.

 
On 20 de septiembre de 2007, 14:24 , Mega dijo...

A mí tanto despliegue mediático por su parte me resulta "pornográfico", la verdad. Que estén siempre ante las cámaras dispuestos a que les saquen la foto, en lugar de estar destrozados, dolidos, de duelo...

 
On 20 de septiembre de 2007, 15:13 , Blanca dijo...

Ahí estamos, Mega... es lo que me ha descolocado a mí desde el principio y por éso no me fío de ellos... ojalá termine equivocándome...

 
On 27 de septiembre de 2007, 0:11 , Anónimo dijo...

Si uno de mis hijos desapareciera, no creo que tuviese ganas de aparecer ante las cámaras, ni de visitar una iglesia, ni de hablar con altas personalidades para lavar mi imagen, ni de leches parecidas. Creo que estaría loca de atar, sin saber qué pensar, qué hacer ni a dónde ir. Creo que sería lo más parecido a un animal enjaulado al que le arrebatan su cría. Sería tal mi sensación de impotencia, que no sé si podría superarlo, no sé si sabría distinguir el día de la noche, el bien del mal; simplemente no lo entendería.
No entiendo la postura de estos padres, sea cual sea su tristísima realidad.