Author: Blanca
•10:24

Leer esta noticia me ha hecho caer, una vez más, en la cruda realidad a la que las mujeres de cualquier parte del mundo, sea cual sea su confesión religiosa, estamos sometidas.

Recuerdo que cuando yo era jovencita y las féminas estábamos empezando a quitarnos la pesada cadena de la sumisión, la norma a la que estábamos sujetas las mujeres entonces era la de no caer en "la facilidad". Besar a un muchacho sin esperar a que pasaran demasiadas citas, era exponerte a que te consideraran una "chica fácil", a la que todos los chicos querían arrimarse, pero con la que "no se casaban"...

Ni que decir tiene que pasar a la posición horizontal, si del beso se pasaba al roce o si ya llegabas a mayores, la etiqueta no te la quitaba nadie, porque el rumor corría entre la muchachada, caballeros entre los caballeros presumiendo de sus conquistas en sus reuciones. Y ya te podías dar por estigmatizada para los restos... salvo que te encontraras con un varón suficientemente adelantado a los tiempos, que considerara que cualquier cosa que se hiciera referente a esa incipiente sexualidad era bien venida y mejor vista.

Todos los componentes de mi generación recordarán con "simpatía" los codos de las mozas haciendo palanca sobre sus pechos aguerridos, en los guateques de la época, que nos dejaban exhaustas a nosotras y a ellos presas de gran frustración.

Parece que en la vuelta al neoconservadurismo, al fundamentalismo religioso de cualquier tendencia, la también vuelta a las costumbres añejas son lo que prima. No sé hasta que punto estarán por la labor las mujeres, liberadas durante decenios de esa moralina que relegaba los instintos naturales de las féminas al onanismo vergonzante y bendecía los machotes instintos masculinos, que no tenían empacho en calificar de "fáciles" a las que abordábamos la sexualidad con naturalidad y de "estrechas" al resto... y se ennoviaban con las "estrechas", enviando a las "fáciles" al fuego del infierno donde, por cierto, ya las habían mandado sus confesores un poco antes.

El universo sexual femenino siempre ha estado sometido a lo que el varón decidiera, a lo que las diferentes religiones indicaran, de tal manera que si una mujer expone sus apetencias, la mayor parte de las veces es mirada como una enferma... "esa es ninfómana"... y si se refrena "una frígida"... las mujeres huyen del sexo... a las mujeres no les gusta la cama... mi mujer es una santa, a las putas las busco fuera...

Y se llega a los extremos de practicar ablaciones para que las mujeres pertenecientes a determinada religión nunca lleguen a gozar. En nuestra religión ha existido la creencia y aún la sermonean en no pocos púlpitos, que la esposa no está para gozar placeres, sino para procrear y parir con dolor, ¿qué es éso de pasarlo bien en la cama? Acabo de leer un libro sobre la locura de la reina Juana de Castilla, que amaba y gustaba del placer sexual... y ni su marido ni ninguna persona de su entorno entendía que una mujer pudiera deslizarse por ese camino... éso solo es locura y como tal la trataron...
Pues bien, ya se exigen certificados de virginidad, como si ese hecho fuera computable. Vuelve la oscuridad... quizás nunca se fue...
|
This entry was posted on 10:24 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

16 comentarios:

On 22 de enero de 2008, 11:43 , Gracchus Babeuf dijo...

¿Lo más importante del artículo que enlazas?

"Esta iniciativa no es un combate feminista, sino un combate humanista"

Y por eso, los hombres no podemos quedarnos al margen de ese combate.

Se nos llena la boca con la democracia de la Atenas clásica, pero se nos olvidan mujeres y esclavos. Se nos llena la boca de la democracia directa suiza. Pera hasta hace pocos años, en sus referenda no podían participar mujeres. Se nos llena la boca con el 14 de abril del 31. Pero las mujeres no podían votar.

El feminismo es un humanismo, que nos hace libres a los hombres.

 
On 22 de enero de 2008, 11:44 , Gracchus Babeuf dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
On 22 de enero de 2008, 11:54 , Maripuchi dijo...

¿Quién es el que dice que no está bien que las mujeres seamos seres sexuales?
¿Es dios mismo? ¿o son los que durante siglos han malinterpretado su mensaje?

Pues nada, nada, a seguir luchando contra su caduca moral. Que se la apliquen primero a ellos mismos...

 
On 22 de enero de 2008, 11:55 , Blanca dijo...

Gracchus, eliminé tu duplicado de entrada...

Tienes toda la razón. Las mujeres seguimos luchando para dejar de ser invisibles. Todas las mujeres que han llegado a lo más alto, tienen más genes masculinos que femeninos, por éso las votaron, no por su feminidad. Y es más dramático el ninguneo en la intimidad de las casas, de los dormitorios y de las religiones, que les niegan hasta su propio cuerpo.

 
On 22 de enero de 2008, 12:21 , Blanca dijo...

Ya desde la niñez, maripuchi, la carcundia nos ve como un peligro para la virtud del varón.

Solo hay que ver la nueva norma de más del 70% de colegios concertados, en manos de la Iglesia, por cierto, en que las niñas deben llevar falda de manera obligatoria... hay que dejar en claro desde la más tierna infancia la diferencia de sexos. Dentro de nada volverán los "pololos" para hacer gimnasia y no me extrañaría lo más mínimo que se volvieran a cuestionar la separación de sexos... los niños con los niños, las niñas con las niñas... que siempre están provocando...

 
On 22 de enero de 2008, 17:50 , Enrique Castro dijo...

O los " cursillos canónicos prematrimoniales " donde explican las muy científicas bases del "moco amniótico" como elemento anticonceptivo.

¿ ein ?

 
On 23 de enero de 2008, 9:57 , txantxangorri dijo...

Blanca creo que básicamente, siendo denunciable por supuesto el trato que ha recibido la mujer por los siglos de los siglos, amén (y algo refieon con la cita), hoy las cosas no pintan tan mal como antes.

Algunos aprendimos "por instinto" a respetaros, quereros y adoraros. Ahora, tiempo después, la experiencia nos ha enseñado, sobretodo, que para muchos aspectos de la vida estais, sois, mucho mejores.

Y para otros peores. Exactamente igual que el hombre.

Ánimo y optimismo, pasito a pasito se reconquista "el sentido común" de las personas.

Sobre todo de las que no van a misa (no he podido evitar escribir esto último, joder)

Saludos.

 
On 23 de enero de 2008, 13:54 , fogarsconnection dijo...

Religión (monoteísta) + sexo = castración de la libertad del ser humano. A veces, como en las ablaciones, de manera dolorosamente literal.

La humanidad ha perdido más de dos milenios de evolución por culpa de la rémora de la creencia en un puñetero ser inexistente.

Y no parece que avancemos demasiado.

 
On 23 de enero de 2008, 13:55 , fogarsconnection dijo...

Ah, por cierto, un saludo doña Blanca, me alegro de reencontrarte, ;D

 
On 23 de enero de 2008, 18:28 , rosamari dijo...

Ya no es posible el retroceso. Es bien cierto que quedan las religiones, algunas terribles en estos (y otros menesteres), pero ya no es posible.

Lo que me preocupa en relación con este tema, es que el varón está intentado rehubicarse en este nuevo mundo lleno de mujeres que ocupan sus plazas, ganan sus oposiciones y los buscan de igual a igual para el amor. Parece un cambio de rol que los tiene un poco inquietos, pero no es por la búsqueda de la virginidad, aunque en base a esa misma libertad la mujer que la elija está en su perfecto derecho, pero no confundir "con material en mal estado", como los hombres pueden seguir ejerciendo su primacia.

 
On 23 de enero de 2008, 22:54 , Gonover dijo...

No es bueno generalizar.

Yo soy religioso, y no me considero esclavo de nada, ni considero a mi mujer nada de eso que decís.

Nos respetamos hasta el extremo, porque nos amamos hasta el extremo.

Eso es lo que me han enseñado siempre.

 
On 24 de enero de 2008, 8:58 , Blanca dijo...

Yo jamás personalizo, gonover y sé que muchas personas religiosas, pienso que la mayoría, no siguen según qué consignas, por absurdas, por peligrosas para la salud, por amor... enfín, por lo que se te ocurra.

Lo que denuncio es a la jerarquía de cualquiera de las grandes religiones que, basándose en su poder mediático, o en su poder espiritual, intervienen en la vida civil o en la intimidad y libertad personal, demonizando a quien no piense como ellos.

Eso es lo denunciable. Cada uno puede creer y practicar la religión que estime oportuno, pero no se debe imponer a quien ni cree ni la practica. Porque el Estado, en España, por ejemplo, no obliga a nadie a realizar nada que su moralidad rechace, así que cualquier confesión religiosa no puede obligarme al ciudadano a adoptar una moralidad que le es ajena.

 
On 24 de enero de 2008, 9:34 , txantxangorri dijo...

gonover

creo honestamente que si no fuera por personas como vosotros, auténticos cristianos seguramente (y digo cristianos porque nos ha tocado vivir aquí, que no sé yo si perteneceis a otra religión), la curia vaticana (pecaminosa por histórica excelencia) no sería como es.

Y no sé si esto es una aseveración o una crítica...

salud

 
On 24 de enero de 2008, 21:13 , Gonover dijo...

Amigo txantxan, no lo veo así.

Lo que conozco de la Curia no va por donde dices que va. Y conozco bastante, creeme.

Blanca, nadie demoniza a nadie. Pero es que no logras comprender que los dirigentes de cualquier religión tienen la obligación, como pastores, de orientar al rebaño. Deben ayudarnos a discernir entre el bien y el mal. Y no hay nada más, el que quiera escucharles, que lo haga, y el que no, que no lo haga. Lo he repetido muchas veces.

Si no tengo a nadie que "me oriente", me perdería. Entiéndeme la metáfora...

 
On 25 de enero de 2008, 2:14 , Jorge dijo...

Tal cual lo indica Gonover. Los obispos en la Iglesia Católica, hablando para los católicos.
Los católicos no piensan lo que ustedes indican, respetamos las diferencias que existen entre el hombre y la mujer (porque somos diferentes) y nos valoramos al extremo que un católico comprometido debería dar la vida por su esposa para que sea feliz, desarrollándose como mujer en todos los aspectos de su vida y obviamente en el sexual. Esto es lo que enseña la Iglesia, la plena realización de la mujer y del hombre en el estado de vida que tengan.
Parece que deberían conocer mucho más a la Iglesia.

 
On 25 de enero de 2008, 2:16 , Jorge dijo...

Ojo y no defiendo lo que hacen los musulmanes para poder casarse... Eso si es una locura....
Acaso en alguna parroquia les piden un certificado de virginidad?