Author: Blanca
•9:04

¿Veis esta cara?


Es la cara de un desvergonzado, de un prevaricador, que a sabiendas de que estaba cometiendo una injusticia, ha seguido adelante en una de las mayores ofensas a la razón en toda la democracia española.


Este individuo ha conseguido cargarse la fama y el honor de todo un servicio médico de un Hospital Público español, el Severo Ochoa, y de un plumazo, poner la primera piedra del desmantelamiento de la sanidad pública, al menos en la Comunidad de Madrid.


Por mucho que ahora la justicia les obligue a reponer lo que han destrozado, hay cosas que ya no tienen remedio... entre otras la muerte entre sufrimiento inhumano a cientos de miles de ciudadanos españoles que no se merecían morir en esas circunstancias. Todo por desguazar lo que no les conviene ni les interesa, lo público, para favorecer a sus amigos con pasta, como Pizarro, el gran conseguidor... de millones para su cuenta corriente y privatizar lo que tanto esfuerzo ha costado: sanidad, enseñanza, transportes... bienes que en manos de estas personas pasarán a ser privativos de los que se los puedan pagar.


Han socializado el dolor, es lo único que han hecho, porque desde su prisma fundamentalista, el dolor redime... pues bien, yo les deseo, a todos ellos, que mueran o ellos o algún familiar querido en medio del sufrimiento que han causado... que ni siquiera en las clínicas privadas que ellos frecuentan se apiaden de su sufrimiento.


Estoy asqueada, hasta dónde se está llegando en este pobre país nuestro.
|
This entry was posted on 9:04 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

12 comentarios:

On 29 de enero de 2008, 9:22 , Maripuchi dijo...

Es lo que tienen las teorías neocon que proclaman la libertad ... claro que la libertad suya termina justo donde empieza la mía... y ahí viene el conflicto: yo creo que la noche les confunde...

 
On 29 de enero de 2008, 9:59 , Gracchus Babeuf dijo...

Lo que me aterra es que, tras estas denuncias, los médicos intensivistas se están cortando a la hora de aplicar sedantes. Ahora la gente muere con más dolor que antes. Todo un progreso.

 
On 29 de enero de 2008, 11:53 , J. G Centeno dijo...

El tema tiene más importancia que el hecho, ya de por sí grave, de denunciar, de forma anónima, sin pruebas, a un médico en el ejercicio de sus funciones. El problema es ahora para los enfermos terminales. Yo tengo a mi madre de 92 años, y lo último que quiero es verla sufrir, y, llegado el momento, haré lo que sea para que no sufra, y me importan un bledo las consecuencias.

 
On 29 de enero de 2008, 13:00 , RGAlmazán dijo...

Totalmetne de acuerdo con tu deseo. Que sufran hasta el último minuto sin que les apliquen nada para paliarlo. A ver si se enteran. Lo de este individuo es de dimisión y cárcel, pero ya se que ni tan siquiera pedirá perdón ni se arrepentirá. Su soberbia se lo impide.

SAlud y República

 
On 29 de enero de 2008, 13:22 , Blanca dijo...

Es que no es cuestión de que pida perdón... esta gente está por encima del bien y del mal... han llegado en algunos casos hasta la maldad extrema, por hacer sufrir a cientos de miles de enfermos terminales...

Se trata de que se sienten en el banquillo, que esta jugada sucia tenga un coste político, un coste judicial... el coste moral no lo van a poder pagar nunca y mi deseo profundo es que les llegue a ellos el mal que han provocado.

 
On 29 de enero de 2008, 15:02 , Los pasos que no doy dijo...

Hay que apoyar al Severo Ochoa, quizás sería buena cosa que los sindicatos del Severo nos convocaran a una manifestación en defensa de la sanidad pública y de estos profesionales tan injustamente tratados.

Lamela es el fontanero de las privatizaciones del PP: empezó en la Agencia Tributaria externalizando servicios (renta, por ejemplo), luego vino a Madrid, a Sanidad, con este resultado..., y ahora es el consejero de Transportes, es decir, será el artífice de la futura privatización del Metro.

Ese es Lamela: una canalla, un prevaricador y un sinvergüenza cobarde que ni siquiera tiene huevos para dar la cara ante los ciudadanos por sus palabras, sus purgas y su interés por denuncias anónimas.

Esta gente del PP no es gente, es gentuza.

Un besito, blanca

 
On 29 de enero de 2008, 16:16 , txantxangorri dijo...

Joder Blanca, sí que se te nota cabreada... y con razón.

Lo único, yo no me pondría a su altura, no les desearía ningún mal en su vida privada, ahora bien en la otra, la política... creo que mis deseos iban a contar poco... luego la gente va y vota. ¿Dónde queda la ideología? Está absorvida por partidos como el pp, psoe % cía.

Saludos

 
On 30 de enero de 2008, 11:38 , fogarsconnection dijo...

Mmmmmm, ¿al apellido de este sujeto no le falta una tilde en la primera a?

Pa mi que sí.

Espero que se le juzgue lo antes posible.

 
On 30 de enero de 2008, 11:39 , Joseba M. dijo...

¿Sabremos ponerles en su sitio el día 9? ¿Cuál será el saldo de votos que aporte mme. Agirre tal día? ¿el mismo que le ha valido para defenestrar a Gallardón? ¿Valdrán todas tus buenas razones, Blanca, para los madrileños? ¿Lo valdrán para los españoles?
Ayer comiendo, escuchaba al engominado Güemes y casi vomito los garbanzos...
Aurrera, Blanca!
Un abrazo.

 
On 30 de enero de 2008, 12:07 , Blanca dijo...

Mirad, el que ha tenido en su familia el problema de intentar habilitar una muerte digna, siente este tema con algo más que asepsia, es imposible tener asepsia cuando ves que la política de baja estofa, la que ha venido practicando el PP durante toda la legislatura, se come a las personas, diluye la posible humanidad que quiero intentar suponer que estos individuos de la Comunidad de Madrid tienen. Me cuesta trabajo pensar que haya alguien tan malo, ¿cómo puede una persona normalmente constituida hacer tanto mal? Es lo que no entiendo...

Y entiendo aún menos que haya ciudadanos que les voten, que les tengan en consideración. No sé qué está pasando en España, sinceramente os lo digo...

 
On 30 de enero de 2008, 18:26 , Los pasos que no doy dijo...

En España nada, blanca... esto está pasando en Madrid y en Valencia, donde el PP goza de mayoría absoluta. Son gente sin escrúpulos a los que los ciudadanos de a pié se la trae floja. No tienes más que oír a Rajoy cuando habla: los ciudadanos que van en Metro, las clasesh modestash y humildesh...
Modestos y humildes, así les gusta a la derecha los trabajadores y los ciudadanos.

 
On 31 de enero de 2008, 21:53 , animalpolítico dijo...

Chúpatela o lámela, viene a ser lo mismo, Fogars...

Un abrazo, Blanca y resto de blogueros.