Author: Blanca
•12:31

Os presento otro paraíso, San Martín de los Andes, pueblito a los pies de los Andes, a orillas del Lago Lacar, enorme porción de agua, como tantas otras de los alrededores, de la que el mayor exponente es el Lago Nahuel Huapi, cerca de Bariloche...
San Martín es un pueblo ordenado, limpio, recogido, lleno de flores. Coges un barquito en su muelle y paseas por ese lago impresionante, que se contornea alrededor de las montañas. Nada estorba la vista y el silencio sobrecogedor del entorno. Las aguas, limpias, transparentes, gélidas... te llevan a playitas recónditas, invisibles, en las que el barquero te deposita... quizás tengas suerte y haya un "quincho" con un patagón asando alguna costillita, chinchulín o chorizo... entonces el placer es indescriptible.
Puedes escuchar tu propia respiración, el eco seguro que te la devuelve como un susurro, mientras miras ese cielo azul y esas nieves eternas, puras todavía... que nunca lo descubran...
Aquí estuve con mi marido y mi hermana Rosamari en una cabaña de madera, en la orillita del pueblo... el dueño tenía varias haciendo un pequeño patio en el que su mujer nos hacía fondues. Dormías mirando las vigas del techo, sabiendo que al día siguiente ibas a ir a ver una ruta de 7 lagos, a cual más hermoso... con sus pueblitos, llenos de flores, llenos de "Rosa Mosqueta", la flor de la belleza y la vida para la piel...
Patagonia, paraíso enorme y aún virgen... (mi marido es patagón, por cierto...) ahí quisiera vivir y tambien morir...
|
This entry was posted on 12:31 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

6 comentarios:

On 7 de agosto de 2007, 13:52 , Dardo dijo...

Te va a tener que pasar una comisión la Oficina nacional de turismo de Argentina; la verdad es que contagias las ganas de estar allí.

La Patagonia siempre me ha evocado algo como de otra dimensión.

 
On 7 de agosto de 2007, 20:29 , Blanca dijo...

Lo que más impresiona, aparte de la belleza purísima de algunos lugares, son las enormes distancias, el tamaño de las cosas...

A nosotros, europeos acostumbrados a que la mayor distancia en nuestros países sean centenares de kilómetros, comprobar la grandeza del continente americano apabulla... y se ve todo nuevo, las montañas no están gastadas, como en la vieja Europa, los prados son kilómetros de pasto al que no ves el final, sin vallas, sin linderos... las haciendas vacunas son miles de cabezas, incontables, una mancha de ganado que no se acaba...

Una cosa es decirlo y otra verlo.

 
On 7 de agosto de 2007, 22:54 , Antonio Parra dijo...

oye, ¿y si mandásemos a la derecha de este país a pastar a la patagonia con las vacas en vez de mandarlos a tomarporculo?.
jajjajajaa, seguro que se cargarían la Andina y Patagónica, asi que mejor mandarlos a tomarporculo.

 
On 8 de agosto de 2007, 16:23 , VICTOR dijo...

que bonito

un saludo

 
On 8 de agosto de 2007, 20:08 , Miri dijo...

Hermosísimo lugar es ese!!
Me alegro que te guste nuestra tierra.
Un beso gandote.

 
On 9 de agosto de 2007, 12:53 , animalpolítico dijo...

Tengo un tío que vive desde hace cincuenta años en Río Gallegos. Volvió a España por primera y única vez hace unos quince o veinte años. Él creía que seguía teniendo acento de aquí...

Tengo unas ganas enormes de recorrer esas tierras. Nos pones los dientes largos...

Un saludo