Author: Blanca
•14:27

Se veía una señora en un tenderete, como si fuera un puesto en una feria... vendía alguna mercancía y la gente se agolpaba... la vi entregar una pulserita... y luego vi a un crío probándose una camiseta... con la cara de una nena... luego vi que esa señora cogía un billete con su mano... a cambio de lo que estaba vendiendo... esto sucedía en Inglaterra..


Más tarde, vi a una pareja caminar circunspecta en un lugar costero, había mucho sol... y escuché los comentarios del locutor del noticiero... decían algo así como que esa pareja había recibido una cantidad que a mi me pareció exhorbitante: 4 millones de euros en donativos... ¿era una ONG?... no, parece ser que eran los padres de una niña desaparecida y la señora que "vendía" cosas era su abuela...
Quisiera que esa nena apareciera, viva, sana y salva... pero tambien quisiera no escuchar el negocio que su familia han montado alrededor de esta tragedia.
Los padres han dejado de trabajar, no han vuelto a sus actividades normales, debe ser muy difícil volver a las rutinas soportando una tragedia de semejante magnitud... pero todo lo que está haciendo la familia, esa enorme cantidad de dinero que están moviendo a costa de su desgracia... no os podéis hacer ni la menor idea de hasta qué punto me desagrada...


|
This entry was posted on 14:27 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

8 comentarios:

On 12 de agosto de 2007, 16:03 , RGAlmazán dijo...

No me extraña Blanca, es puro mercantilismo vil. Montar, aunque sea sobre una desgracia tan grande, un negocio como éste es verdaderamente lamentable.
¡Ojalá que aparezca viva la niña! Se puede entender que se quiera publicitar para implicar a más gente en su búsqueda. Lo otro, absolutamente, innecesario y criticable.

SAlud y República

 
On 12 de agosto de 2007, 22:16 , Dardo dijo...

A mí este tema me apesadumbra mucho. Y lo que se filtra de la investigación me horroriza.

 
On 13 de agosto de 2007, 7:59 , J. G Centeno dijo...

Esperemos acontecimientos, puede que estemos juzgando a los padres un tanto precipitadamente, aunque se detecta un cierto afán mercantilista, no sé si por parte de ellos o de su entorno.

 
On 13 de agosto de 2007, 10:05 , Luis dijo...

Ahora dicen que han podido ser ellos los que la han secuestrado...en fin; y todavía entre unos no la han encontrado

 
On 13 de agosto de 2007, 10:50 , Blanca dijo...

Yo no pienso en absoluto que los padres tengan algo que ver con el caso. No me cabe en la cabeza, ni siquiera en el más recóndito pensamiento puedo pensar éso...

Lo que sí me está pareciendo inmoral es el mercado que han consentido a costa de esa desgracia. Que hayan aceptado 4 millones de euros en donativos, éso es lo que me parece asqueroso, que vendan en puestos callejeros recuerdos de la nena... éso me parece lo inmoral. Tambien se dice ahora que el padre va a montar una cadena de televisión con el objetivo de encontrar niños desaparecidos... me parece penoso, carente de escrúpulos, que la familia haya mercantilizado semejante desgracia, qué queréis que os diga...

 
On 13 de agosto de 2007, 11:07 , AF dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Blanca. El tema es que la sociedad de hoy ha legitimado tanto la obtención de beneficios vengan de donde vengan, que muy poca gente oye en su cabecita la voz que le dice: "está mal". Por el contraio, oye una voz que le susurra: "haces lo normal". Ya se cuida la voz de no decir "lo correcto", sino "lo normal", que parecen ser sinónimos, pero evidentemente no lo son.

Un saludo.

 
On 14 de agosto de 2007, 9:02 , Gracchus Babeuf dijo...

En casi todas las desapariciones, la responsabilidad está en el entorno más inmediato. Me temo que llegarán noticias horribles.

 
On 15 de agosto de 2007, 11:42 , Tris dijo...

Soy una de las muchas personas a las que acontece una de tantas tragedias de "semejante magnitud" con las que es imposible volver a las rutinas habituales, solo que sin salir en la prensa. Por tanto creo que existe un mundo: el de los medios, y el otro, que es el mio y el de la gente. Cuando te acontece una de estas tragedias, y miras lo que te cuentan los medios, apagas la televisión, porque lo que te cuentan no te parece real, te parece un montaje sobre un acontecimiento real, y porque éste es uno más y no el más notable de los acontecimientos que pasan sin que se hable de ellos en TV. Vamos, una tomadura de pelo.