Author: Blanca
•9:05
Tengo que reconocer dos cosas: Una que No me gustan muchas de las cosas que hace el presidente francés, Nicolás Sarkozy, porque su manera de gobernar se parece más a la de un rey absolutista que a la de un presidente democráticamente elegido, que debe gobernar para todo el país.

Otra SI me gusta, y es que por lo mismo expuesto es resolutivo. Agarra el avión y se va a resolver el problema, aprovechando que políticamente tiene muchas connotaciones, aunque no todas claras, con el Chad.

Otra cosa llamativa es la buena relación que el presidente español tiene con él, porque muchas veces ser conservador no quiere decir ser un cerril, como por desgracia vemos en nuestros lares, que en un tema tan importante como el viaje de los reyes a Ceuta y Melilla, una vez más hacen alarde de "patriotismo" y enredan en vez de apoyar. Durante los 8 años que el PP estuvo en el poder, ni se les pasó por la cabeza que los reyes fueran a estas ciudades autónomas y en cambio organizaron la batallita de Perejil... que aunque fue un sainete gozó del apoyo del PSOE, entonces en la oposición.

La diferencia entre Sarkozy y Rajoy es sencillamente abismal.
|
This entry was posted on 9:05 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 5 de noviembre de 2007, 13:58 , Scout Finch dijo...

Sarkozy se las trae. Como tú dices tiene un puntito dictador que no me gusta nada. Supongo que por eso los franceses ya le han montado la primera gran huelga, a pesar de que lleva poco tiempo en el cargo.

Pero también sabe explotar su imagen, sabe sacarle partido a su aparente centrismo. Es listo. También bocazas.

No me gusta su actitud, pero desde luego es mucho mejor que la que tienen nuestros políticos de derechas, que sólo saben criticar.

Besos.

 
On 5 de noviembre de 2007, 14:19 , Blanca dijo...

Pues sí, Scout, así es... para un político es importante ese puntito populista que Sarkozy tiene y, desde luego, deja a nuestros conservadores bastante a su derecha. El parece de centro y Aznar y sus mariachis la extrema derecha...

 
On 5 de noviembre de 2007, 23:39 , Los pasos que no doy dijo...

Ni color. Sarkozy es un napoleoncito, Rajoy no pasa de ser un tontofacha.

Pero no me ha gustado nada su actitud, esa es la verdad. Lo cierto y verdadero es que esa ONG traficaba con niños pobres, con niños en situación de guerra, probablemente lo harían pagando cualquier bobada a los padres o, simplemente, raptándolos. Y Sarkozy lo sabía.

Lo único que se ha hecho es un nuevo anuncio publicitario a costa de las cuatro azafatas que, bueno..., voy a creer que no tenían ni idea de que llevaban 103 niños en su avión y no se hicieron preguntas, ni se sorprendieron cuando simulaban las heridas o decían que eran huérfanos.

Acepto pulpo como animal de compañía, por eso de la presunción de inocencia y tal...

Sarkozy se ha hecho la foto a lo play boy, con las cuatro chicas monas rescatadas por el gran garçon europeo..., y ya de lo que hablamos no es del tráfico de niños negros y pobres, sino de la gran hazaña del nuevo Indiana Jones a lo gabacho.

No le soporto, jajajaja

Pero, por dios, por dios, estamos hablando de un hombre inteligente, Rajoy eso no sabe ni lo que es.